Hasta que cada vaso del mundo sea de botella

Descubre a Óscar Muñoz, un emprendedor que ha pasado por un largo y maravilloso proceso para lograr el éxito de su particular emprendimiento, que incluso, logró que el gigante Netflix haya puesto sus ojos en este proyecto.

Óscar muñoz las ha pasado todas, esto no sirve para nada, no es una buena idea, dedícate a otra cosa, pero nada de eso lo detuvo para crear su gran proyecto. Green Glass, una empresa que fabrica vasos utilizando botellas de vidrio recicladas.

Este emprendimiento partió con muy pocos recursos, casi una idea casera que hoy produce millones de pesos al mes, y lo más importante es que es amigable con el medio ambiente y además colabora con risoterapia a niños con cáncer, historia que llamó la atención del gigante Netflix que ha querido contar su historia en el corto plazo.

Óscar con apenas 18 años comenzó su aventura con los vasos a partir de la pregunta de un amigo de si podía hacerlo a partir de una botella de vidrio para hacer un regalo diferente, siguiendo la tradición familiar (sus papás son artesanos recicladores) no tuvo problemas en realizar el pedido, cuando hizo la entrega su amigo le dijo “¡está buenísimo, deberías venderlos!”.

En el ramo de emprendimiento de su carrera de ingeniería comercial sugirió emprender con la idea de los vasos pero todos sus compañeros de grupo lo rechazaron, pero a Óscar no le importó, insistió en la idea y terminó siendo echado del grupo y su profesor le advirtió que por este motivo terminaría reprobando el ramo, Green Glass casi muere antes de nacer.

Pero no se rindió igual hizo el proyecto luego de convencer a otro grupo, se sacó un 7 y sus compañeros y el profesor terminaron comprando vasos.

Óscar se la jugó por completo en su proyecto, estudió, miró el mercado, encontró la veta precisa para lograr su objetivo, desde sus inicios la compañía ha apuntado a que el vidrio, su materia prima, es lo más valioso y cumpliendo su deseo más importante que es lograr construir una empresa no solo con un impacto ambiental mínimo sino ser una empresa amigable con el medio ambiente.

Sin duda para Óscar el proceso ha sido muy largo, duro y lleno de “peros y un sinfín de no se puede”, su emprendimiento comenzó con $50 mil de ganancias el primer mes, para luego pasar a $30 millones al mes en 2018 ¿cómo se logra crecer de manera sostenida? Simple, con un objetivo claro, y no basta con solo conocer al detalle tu mercado para reconocer la oportunidad también y mucho más importante es conocer a la gente que compone tu mercado, porque si conoces sus necesidades sabrás qué es lo que debes ofrecer y de esta manera lograrás el valor agregado que toda empresa busca, la información es la clave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WhatsApp ¿ conversemos ;) ?